escrito en oroContiene veinte cuentos míticos de Cundinamarca, escritos por Flor Romero, autora cundinomarquesa. Legendarios relatos de las tribus que habitaron esta región central de Colombia: Muiscas, Guatavitas, Panches, Calamoimas y otros, que en su historial nos dejaron raíces de lo que pensaron, viveron, adoraron, amaron, sintieron y esperaron aquellos ancestros que aun están presentes en nosotros. Porque como dice Lévy-Strauss: "los mitos se comunican entre sí por medios de los hombres sin que ellos lo sepan".

 

(Fragmento cuento)

 

CHINGAZA AL BORDE DE LAS LÁGRIMAS

El jaibaná ordenó silencios en honor a la lluvia. Pero los de Ubaque no le creyeron y comenzaron las celebraciones de la fiesta de la cosecha, con fotutos, flautas, cascabeles y cánticos a todo pulmón, que comenzaban en las madrugadas.

- Los dioses se enojarán -sentenció el hechicero.

- Nada nos detendrá. Ya está preparada la chicha -replicó el Cacique Ubaque.

-Tendrán su castigo.

Los de Ubaque se desentendieron y continuaron las celebraciones, que se prolongaban hasta el amanecer.

Hubo ofrendas a las lagunas. Llegaron delegados de varias tribus, trayendo cerámicas, figuritas en oro, y esmeraldas de parte de los de la tribu del oso, y del clan del conejo.

Cuando todos estaban durmiendo la borrachera, el jaibaná tomó prisioneros a dos de los hijos del Cacique Ubaque. En secreto los llevó a la cumbre de Chingaza. Los fraylejones se agacharon de miedo, viendo los destellos de venganza en los ojos del hechicero. Los osos de anteojos cerraron los párpados para no presenciar el tormento. Las guacharachas se silenciaron y prefirieron refugiarse en los nidos hasta el día siguiente.