mujeres18 perfiles de mujeres latinoamericanas paradigmas que contribuyeron a la formación de sus países. Algunas poco conocidas; por eso la autora se propuso recordarlas en este libro y abundar en sus vidas y obras, como contribución a ahondar en la historicidad de colombianos, mexicanos, chilenos, venezolanos, , cubanos, argentinos y peruanos para que mujeres como Policarpa Salavarrieta, Sor Juana Inés de la Cruz, Flora Tristán, La Quintrala, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Teresa de la Parra, Juana Azurduy, Manuela Beltrán, Antonia Santos, Mercedes Ábrego, Carlota Armero, Josefa del Castillo, la cacica Gaitana, la india Catalina, la cacica Sototá, Anacaona, Manuela Sáenz y María Concepción Loperena de Fernández permanezcan en la memoria de los pueblos y se rinda homenaje a su espíritu, a sus realizaciones y a su inteligencia.

Entre ellas hay independentistas, luchadoras por los derechos de la mujer, compañeras y escritoras, pioneras que fueron sometidas al ostracismo y abrieron el camino a la escritura femenina.

Libro de ensayos con enfoque pedagógico, con prólogo del Profesor Dr. Bogdan Piotrowski de la Universidad de La Sabana.

 

FLOR ROMERO Y SUS “MUJERES INOLVIDABLES”

Por: JAIME MEJIA DUQUE

 

Este es el título del más reciente libro de la escritora y líder feminista colombiana Flor Romero (Editorial Uneda, Bogotá, 2006), en el cual la autora reúne dieciocho breves semblanzas de mujeres quienes por la acción y el pensamiento han sobresalido en la historia nacional, latinoamericana y europea, incluida la legendaria indígena antillana Anacaona, esposa del cacique Caonabo, muerta en el año 1500 resistiendo a los invasores españoles. Y las no menos legendarias Catalina y la cacica Sototá.

Se trata de una obra a la vez historiográfica y literaria, documentada e imaginativa, y que bien podría ser aprovechada como texto complementario en los cursos de historia en bachillerato. Su prologuista, el profesor Bogdan Piotrowski, la caracteriza con toda exactitud:

“Mujeres inolvidables –afirma- surge de la historia y al mismo tiempo la recrea. Es de advertir que el texto no conserva ningún tipo de cronología en la sucesión de las figuras principales, pero esta circunstancia no le dificulta poner en evidencia su protagonismo en el pasado y mantener la tensión del argumento. ¡Aun más!: los saltos y los contrastes narrativos hacen que el libro no parezca un álbum de viejas fotografías, que se mira con cierta distancia y pasividad, sino que impone su fuerza dinámica e involucra al lector como su cómplice”

En su copiosa producción literaria e investigativa anterior, Flor Romero ha venido abordando gran variedad de temas novelísticos, históricos y sociológicos. Activista notable, aunque de ningún modo sectaria, de los modernos movimientos feministas, es a través de personajes y situaciones de ficción, lo mismo que en ensayos, colaboraciones periodísticas, conferencias y monografías, como Flor Romero ha reivindicado a la mujer en su universalidad y, por ende, como constructora o co-creadora de la historia humana. He aquí a la Mujer con sus obras, con su intelecto y su coraje, alzándose contra los ancestrales prejuicios del machismo. Es así como “ellas” participan más masivamente cada vez en la ingente labor cultural y política de liberar también a los hombres de la común degradación social que nos agobia. Puesto que ni el hombre ni la mujer habrán de liberarse por aparte. Es ésta una empresa del ser humano íntegro. Y la cultura y la política son los niveles privilegiado de esa lucha gigantesca.

Ahí está Flor Romero, combatiendo con todas sus armas, con la letra y el espíritu, con las ideas y las formas. Este libro, didáctico y político –en sentido amplio-, histórico y literario y testimonial, es el aporte que su autora sigue haciendo al proceso formativo de sus lectores. Y en primer término a la juventud. Mujeres inolvidables está llamado, por su contenido y por la técnica de su exposición (alternativa y transitiva entre el relato histórico, la crónica popular y la narración poética), a convertirse en un libro familiar para quienes se interesen en obtener una visión de la historia más equilibrada y más sugestiva para la imaginación que la de aquella otra tradición unilateral, abstracta por lo mismo, a la que se nos tiene acostumbrados.

Aparte de lo anterior, Flor Romero ha trabajado durante estos últimos años en una obra monumental que bajo el título de: Mitos, ritos y leyendas de América, sistematiza sus investigaciones, adelantadas en varios países, sobre tales expresiones, las más genuinas y arcaicas, de los pueblos aborígenes. Allí se consignan sus cosmogonías y ensoñaciones, sus visiones primordiales de la vida y la naturaleza, del amor y la muerte, de la felicidad y la desdicha. Se trata, en suma, de “otra” dimensión de la Historia, cuyas peripecias no podías ser contadas sino en la perspectiva de sus propios valores. Para lograrlo no basta la metodología de los historiadores académicos, aunque también hay que apoyarse en ella; era necesaria al mismo tiempo la percepción vivencial y poética de los hechos humanos. Así es posible igualmente remodelar el material legendario de la tradición oral, para sacar a la luz del relato bien estructurado su potencial simbólico no menos que sus originarias referencias a la experiencia social de aquellos pueblos en su propio escenario y en su propio tiempo.

Bienvenido sea, pues, este nuevo libro de Flor Romero, por lo estimulante y lo instructivo de sus páginas, que son el fruto condigno de la madurez de una escritora de tan rica experiencia en el manejo de sus temas y sus materiales.

Bogotá D. C., mayo del año 2006